1

Quiénes Somos

"La Congregación de las Hermanitas de los Pobres es un Instituto religioso apostólico internacional, de derecho pontificio, de votos públicos perpetuos. Está sometida inmediata y exclusivamente a la autoridad de la Santa Sede"(Const. 6).




"La Congregación propone a sus miembros seguir a Jesucristo mediante la profesión de los consejos evangélicos, a fin de manifestar como un signo luminoso, el Reino de los cielos, según las palabras y enseñanzas del Señor, en el apostolado del cuidado a los Ancianos pobres o de escasos recursos, según el carisma de Santa Juana Jugan." (Const. 6)



En Comunidades Fraternas

"En la tradición de la Congregación, nuestra vida de comunidad fraterna tiene por modelo la vida de la Sagrada Familia en Nazaret. La unión de los corazones se realiza en Jesús, reconocido y amado en la persona del pobre. La bondad y la dulzura reinan en ella, y la «pequeña familia» irradia la caridad evangélica." (Const. 62)


Al Servicio de los Ancianos

"El servicio a los Ancianos pobres, patrimonio heredado de nuestra Madre Fundadora, exige de nosotras, personal y comunitariamente, la aplicación al ejercicio de «las obras de misericordia corporales que, además de su propia excelencia, abren el camino a los beneficios de la misericordia espiritual». A través de nuestras tareas hospitalarias, se establecen contactos directos con los Ancianos". ( Const. 98)


En los Cinco Continentes

"Con un corazón ampliamente abierto, nuestras comunidades misioneras se adaptarán a los usos del país, prenderán su lengua y sus tradiciones, y en un diálogo sincero, descubrirán con alegría y respeto las riquezas que Dios ha dispensado a todos los pueblos". (Const. 114)